Top

Sentidos e insensibilidad.

En Esclerosis Múltiple (EM) hay muchos síntomas comunes a todos los afectados, o a la mayoría de ellos, como puede ser la visión. Es uno de los sentidos que se pueden ver afectados con el debut de primera sintomatología en esta enfermedad. El brote visual se produce por una neuritis óptica, que es la inflamación del nervio óptico hasta el punto de que el ojo afectado (raramente se da en ambos ojos a la vez) puede llegar a perder su función, produciéndose la perdida de visión. Esta carencia suele ser temporal, ya que, una vez administrados los antiinflamatorios correspondientes (generalmente corticoides) la inflamación disminuye y el ojo recupera su funcionalidad. Con respecto a la afectación visual producida por EM no debemos dejar de lado a la diplopía, que no es más que la visión doble. Se puede producir por otras afectaciones propias del deterioro de la visión sin relación con la EM, pero en el caso de las personas con EM se produce por fatiga excesiva o por las altas temperaturas.

En relación al resto de sentidos, como puede ser la audición, el olfato y el gusto, el número de afectados suele ser muy pequeño. Desgranemos los datos:

La perdida de audición (6 % afectados) es una lesión poco frecuente en personas con EM, en algunos casos puede ser fruto de la inflamación del nervio auditivo (como explicábamos en el caso de la neuritis óptica) y puede revertirse con el tratamiento con corticoides. No debemos olvidar que, al igual que la visión, la audición es un mecanismo dirigido por un par de nervios craneales que están directamente conectados al cerebro, con lo cual en caso de brote pues se pueden ver afectados.

Sin embargo, el gusto, pude estar relacionado con el exceso de medicación o el efecto que esta produce en nuestro organismo. Es curioso resaltar que, las mujeres que pierden parte de la sensibilidad al gusto son más precisas que los hombres con las mismas circunstancias a la hora de detectar los cinco sabores primarios (salado, dulce, ácido, agrio y umami (este último se refiere a delicioso o sabroso) y afectaría a un 5 % de la población con EM.

En el tema del olfato, se podría considerar que, debido a las lesiones producidas por la EM se diera una atrofia de los receptores cerebrales para este sentido o incluso una disminución en el volumen del bulbo olfatorio y la sustancia gris, lo que sería responsable de la falta de percepción de los olores. La población con EM que puede tener esta pérdida de sensibilidad olfativa estaría entre el 30-75 %.

Y por último, y no menos importante, hablaríamos del tacto, junto con los problemas visuales es uno de los sentidos que se ve más afectado en la EM, ya que las personas afectadas pueden sufrir brotes sensitivos durante la evolución de su enfermedad. Normalmente se suele hacer referencia a la pérdida de sensibilidad y supone una fuente de estrés y preocupación tanto para pacientes como para familiares o cuidadores ya que la piel que pierde la sensibilidad queda expuesta a lesiones cutáneas y le obliga a prestar una atención extra a la hora de realizar labores cotidianas como pueden ser cocinar, comer o darse una ducha.

 

Referencias:

https://icrcat.com/enfermedades-oculares/vision-doble-diplopia/

https://www.observatorioesclerosismultiple.com/es/la-esclerosis-multiple/como-evoluciona-la-em/como-afecta-la-esclerosis-multiple-a-los-sentidos/

Alteraciones del gusto en la Esclerosis Múltiple

No Comments

Añadir un comentario