¿Qué es la esclerosis múltiple? vol. 2

He de comentar que esta es una versión un poco loca, y bastante friki de un montón de sensaciones que percibimos las personas que recibimos este “regalo” y que a pesar de todo hay que saber sacarle el punto de humor a las putadas de la vida.

 

Cuando llegué a casa (que parecía que viniera de la guerra) agotada y un poco desubicada, estuve unos días (quizás semanas, quizás meses) en los que no era yo pero claro cómo iba a ser yo si llevaba medicación para tumbar a dos caballos y un pony, eso y que seguía intentar recordar qué coño era lo que me pasaba ¿enfermedad desmielinante? (try again!!!)

En esos momentos, todos los que te quieren (y a los que no les deseo ningún mal) me decían, con toda su buena voluntad, “tienes que seguir con tu vida”, “no puedes quedarte en casa” (como si eso fuera una decisión mía, ¡¡las quejas a mi sistema inmune!!), ahí se me ocurrió una brillante idea, de la que me siento particularmente orgullosa porque no se suele dar muy a menudo (lo de las ideas brillantes, me refiero) y fue poner el teléfono en modo silencio indefinidamente, aún sigue así y lo que te rondaré morena…

Para aquellos que no me conocéis (¡¡Holi!!) soy una persona muy enérgica, y digo soy porque aún queda algo de esa energía por algún sitio, y claro, de pronto me voy al hospital para ver que me pasaba y me soltaron como si me hubieran hecho una lobotomía frontal por lo que por fuera parecía estar bien pero hablabas con migo y es como si me hubieran abducido los extraterrestres (como dice un amigo “me faltaba una patatica pal kilo”) y hubieran devuelta a una versión Oppy de mi (Oppy: personaje de Family Guy).

Una cosa de la que estoy especialmente orgullosa después de convertirme en Oppy durante un tiempo es de que había perdido el poco filtro que me quedaba (ahora soy de esas personas que te mandan a la mierda pero en plan guay, sin querer ofender y sin juzgar lo imbécil que seas) y que las personas espera lo mejor aunque todas las señales indiquen que vas a recibir por todos lados (y no de una forma eroticofestiva). Me reconforta saber que, en cuanto a las mierdas que los demás se encuentran por la vida, las personas son optimistas (porque si les preguntas por las suyas el apocalipsis se acerca, con sus jinetes, sus rayos atronadores y toda la pesca… que parece que sea el enésimo guión de Harry Potter y los Dementores les estén tocando el timbre) pero con las tuyas como que todo te va a salir bien, aunque vayas arrastrándote como alma en pena fruto de la medicación y de esta lotería que es la EM

Una vez que has aprendido a decir desmielinizante, que te sientes la puta ama por poder decirlo sin trabarte y te dan ganas de ir por la vida diciendo desmielinizante ,desmielinizante, desmielinizante como una obsesa, se inicia una gira digna de Maluma (sea quien sea ese, lo oí nombrar y me hizo gracia el nombre) de quedadas con gente, programadas eso sí, porque en realidad estás que no aguantas ni medio asalto, y con ella explicas una y otra vez la información de la que dispones (que ocupa algo menos de medio post it) que, aparte de percibir como los que te quieren y a los que no les deseas ningún mal, te miran como si fueras el perrete bajo la lluvia del anuncio de “Él nunca lo haría”. Intentas comunicarles (con un éxito cuestionable) que sí, que estás jodida porque estás jodida, y que has dejado de tener tanta intensidad porque estás cansada y que, ¡oye! También tienes derecho a estar en modo ahorro de energía (me remito al inicio de este desvarío) y que si personas sin ningún problema, aparente, van a ralentí por la vida yo que tengo mi sistema inmune como si fuera Donald Trump (con mucho poder, pero poco criterio) calcula…estoy como el pueblo americano, acostumbrándome al desastre. Aunque una cosa me dejó mucho más tranquila, tenía daño cerebral lo cual explicaba muuuuuuuchas cosas.

Han pasado ya seis meses desde que mi vida quedó como el barco de la película Poseidón (me da igual la versión de Gene Hackman que la moderna, son igual de malas) del revés, otra vez, y en este tiempo he aprendido un montón de cosas de mi compañera de vida, la EM, ¡¡¡atentos que lo vais a flipar!!!!

Para empezar, y a riesgo de repetirme, voy a hacer un breve resumen de como afecta la EM a los/las escleróticos/as.

La EM es como esa relación tóxica que no sabes terminar. En apariencia todo va bien pero la cabrona se dedica a joderte a tus espaldas y al final te deja sin amigos.

Lo que hace la EM es cortarte los cables que llevan la corriente a tu disco duro (cerebro), pero no lo hace así de golpe, como las defensas valientes, dando la cara, ¡no! La jodía va quitando el plástico que protege todo cable que se precie y bombardea al pobre cable, ahí desnudo, hasta que lo fríe y no vale ni para venderlo al cobre. El pobre cable intenta volver a vestirse; es muy pudoroso; pero las defensas no le dan tregua y al final se tiene que rendir.

Para evitar que las defensas le hagan bullyng a las neuronas existe un tratamiento que es básicamente un inmunobloqueador (¿cómo te has quedao?) y lo que se espera es que forme una barrera alrededor de la pobre neurona que la proteja de las abusonas defensas. Básicamente es como si Beyoncé fuera sola por la calle y se le acercaran un millón de fans enloquecidos, (cuando se descuidara la mujer había perdido hasta la peluca) entonces para que esto no pase pues se contrata a unos guardaespaldas que dan miedo y así protegerse. Los fans enloquecidos se siguen acercando al lugar donde está Beyoncé, pero un tipo llamado Copaxone (en mi caso) se pone la mano en la oreja y pone en fila a todos los guardaespaldas para que no pase ni Dios recomendao.

En realidad la EM es una señora muy de centro (más que C’s) y no le gustan los extremos con lo cual olvídate de irte a pasar unos diitas al Polo Sur (del Norte ni hablamos) ni de pasar tus vacaciones locas en Benidorm un agosto; si eso no fuera suficiente, pues debes llevar una vida tranquila y sosegada porque es muy sensible y por cualquier cosa te monta un pollo, con lo cual tienes que buscarte la mañas via mindfunes, meditación, etc, en plan monje budista porque es capaz de dejarte una pierna seca una semana, así sin despeinarse.

 

Lo de la vida de monje budista tiene su aquel, cuando te llega el/la típica que te dice que conoce a alguien que tiene un cuñado que le dijo que su vecino se curó lavándose el culo con agua del Ganges, pues lo miras y le sonríes, cuando en otras circunstancias le hubieras sacado los ojos con una cucharilla del Hagen Das…

Bueno, y para concluir este desvarío gratuito:

Yo no busqué a la EM, hubiera preferido no conocerla, pero he de reconocer que , dentro de todo el agobio, frustración, enfado, discapacidad y el porculo que me da (y dará) me ha convertido en alguien mejor. No creo que más sabia, ni siquiera más interesante, pero si mejor.


https://faceebok.com/cuantafaunaweb/videos/1330795573664217/

 

 

 

*DESCRIPCIÓN ALTERNATIVA:

Las defensas del cuerpo, que son muy vivarachas y se regulan por su cuenta (como Andorra o Suiza), de pronto y sin venir a cuento deciden que no reconocen al resto de vecinos que comparten edificio con ellas (es más o menos cómo cuando la vecina del 5º se pone digna por una chorrada y te ignora), en este caso a las pobres neuronas, que estaban por ahí, a lo suyo llevando corriente eléctrica a todo el cuerpo para que parezcamos personas y no piedras pagan los platos rotos de que las defensas hayan decidido no hablarse con los vecinos y empiezan a putear a las neuronas… las neuronas, son como los personajes de Avatar, no porque sean azules (que si las tintas pueden serlo) sino porque tienen una cola que las conectan con el mundo y las defensas que serían como los soldados americanos cabreados, se dedican a quitarles la capa azul de la cola y dejársela pelada, con lo que es ser de Avatar ya no se puede comunicar bien con su caballo, su novia etc… La neurona que es muy resuelta se pone teje que te teje y se hace otra nueva cola, pero de material reciclado, que es de una calidad un poco inferior, con lo cual se comunica peor con su caballo y su novia pues está todo el día de morros porque no la entiende, entonces llegan las defensas cabreadas y otra vez a joder el royo, se vuelven a cargar la cola de la pobre neurona, esta que es muy trabajadora se teje otra vez la cola, pero vuelve a ser de peor calidad, con lo que el caballo ya pasa del personaje y la novia lo deja, y así una y otra vez hasta que la neurona se muere (las defensas son muy abusonas).

 

2 comentarios en “¿Qué es la esclerosis múltiple? vol. 2”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s