La Bella durmiente también se estresa.

El tema del que voy a hablar en esta entrada saldrá más de una vez a lo largo de lo que dure esta aventura-locura en la que nos hemos embarcado, yo escribiendo y vosotros leyendo (y algunos flipándo, seguro). El estrés es el capo de la EM, así que está muy presente en las vidas de los escleróticos.

 

Para los escleróticos el estrés, ya sea por algo guay o por alguna putada, nos afecta por igual. Nosotras usamos un estrés de marca blanca (Hacedestrés, Estrescendado…), aunque bueno quizás sea mejor dicho que es un estrés sin género (lo estrés) y esto nos sucede por lo de siempre, tenemos el cerebro roto y nuestro sistema inmune (en adelante SI) es un señor cabrón con Alzheimer (ya no sabe ni dónde vive ni lo que tiene que atacar),etc, etc.

Los efectos del estrés pueden variar desde que te de un parraque y se te quede una extremidad como si fuera prestada (que podría ser tu pierna o la pata de una mesa que a ti te la trae floja) hasta que entres en modo “liebre con largas on”, lo que viene a ser que la gente te habla y tú sólo oyes música de ascensor (normalmente Kenny G, que por lo visto  es la hostia en el mundillo de los ascensores).

Si el estrés de marca blanca no es de los  guay, por lo general, vas unos días como si te faltaran 10 minutos de cocción; pero si es de los guays (como los vinos caros, de esos que te venden en una caja de plástico en el super) pues tienes 2 opciones:

A) Dedicarte a dormir y descansar cómo si no hubiera un mañana (que se te va tanto de las manos que Disney aprovecha para rodar la 2ª parte de “La Bella durmiente” contigo de prota) 

B) Seguir dándolo todo, cual pastillero en un after hours, hasta que te brotas viva (igual que las lentejas en algodones con agua como en los proyectos del cole) y llega tu SI en plan presentador del programa Hermano Mayor o Gandalf de El Señor de los Anillos y te dicen “hasta aquí, guapi” (si, Gandalf cambia el “no puedes pasar” por “hasta aquí, guapi”, es lo que hay) 

Aunque yo  no soy muy fan de Disney (era más de Pixar y me han jodido, así que huí a Marvel) mi recomendación es quedarse con la opción A (ante la duda siempre la A) que, a parte de ser más tranquila y relajada (dónde va a parar) es lo que más le jode a nuestro venerado líder, el SI, ya que deja de ser el prota y pasa a vulgar segundón (lo cual al SI no le mola dada). 

Así que, oye, una está joven y lozana (y es un pelín rara, pero eso mola mucho) y pretende que eso siga así cuando llegue a los 30 (al que vaya a mirar mi perfil, le meto!!!) así que el el día menos pensado me veo en la promo de ” La Bella durmiente” o ” La Loca durmiente” o “La esclerótica durmiente”… no sé, lo que sea que se pasa el rato durmiendo para intentar parecer una moderna jovenzuela sine díe y seguir amargándole la vida a mi SI, que entre nosotras no me cae muy bien (que lo mismo le pasa como a Cristiano Ronaldo, que dicen que en su casa es muy majo, pero a mi me parece que se le ha filtrado la gomina al cerebro).También os digo que compadezco al muchacho/a que tenga que despertar a la chavala durmiente con un beso, ese no es un príncipe/princesa, es un Espartano/a, porque ella será muy bella y muy mona y todo lo que vosotros queráis pero el  aliento mañanero  ¡no se lo quita nadie!

Nos vemos, Esclerjóvenes!!!

M.J.dce497ed9846f1ce6725cfb3a7eee8a7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s