No es por ti, es por mi. Tú eres genial.

Sabéis ese periodo de transición que se produce entre el momento en que sales del escleroarmario, cual vedette del Moulin Rouge, y todos los tuyos te dicen que te apoyan y te miran con cara de penica (más que nada porque no tienen ni idea de lo que te pasa, y tú tampoco) y a las 2 o 3 semanas en que ya te miran con cara de “joder, es que no pones de tu parte, así  siempre serás esclerótica”. Ese momento en el que tu los miras con todo el amor que eres capaz de acumular y piensas “no es bastante que me dicen que soy esclerótica que tengo que recibir la iluminación divina y darme cuenta de que estoy rodeada de gilipollas” He de aclarar que, por suerte, no son todos sino el drama estaba servido ya como para hacer un canal exclusivo en cualquier plataforma de pago “Esclerodrama TV” por ejemplo.

Como siempre, los que no jugáis en este equipo diréis que soy muy exagerada, que si es que hay que ver, que si tal y que si cual… Pero los que comparten equipo conmigo estarán pensando ¡¡¡cuanta razón tienes!!! ¡¡¡que te nombren ministra!!! ¡¡¡que te saquen como artista invitado en un capítulo de los Simpson o en The big bang theory!!! os agradezco las alabanzas y no penséis que lo pongo en negrita para influiros, que un poco sí, pero es que he visto en otros blogs que la gente lo hace y me sentía un poco fuera.

Bueno, a lo que iba, los escleróticos y otros afectados por enfermedades discapacitantes, toca-narices y agotadoras de paciencia a corto, largo y medio plazo, nos encontramos con personas que “nos quieren”, o eso parecen creer, que nos dicen “pues ya quedamos cuando estés bien” (de ahí viene lo de agotapaciencia) que a ti te suena al típico de las rupturas “no es por ti, es por mi. Tu eres genial” ese que tu piensas, “pues joder, si soy tan genial porqué coño me estás dejando”, ¿no?  Y ahí nos encontramos con lo de siempre, y es que, sin darte cuenta te empiezas a ir al lado oscuro, atraida por la esclerofuerza , empiezas a pensar ¿qué coño me pasa para que la gente que se supone que me quiere empiece a huir despavorida como si viniera Gozzilla sin desayunar a invadir mi ciudad?

Nada, escleróticos y escleróticas, no nos pasa nada que nos saque del mercado de lo social, somos igual de monos y adorables como eramos antes (si es que lo eras antes, que tienes esclerosis, no estás en Cambio Radical) lo que pasa es que tenemos el deber y la obligación como escleróticas/os licenciados en centrarnos un poco más en nosotros, ni más ni menos, y claro eso significa que el tiempo está tasado y hay que hacer un curso intensivo de organización, con lo cual la disponibilidad para ejercer de entretenedor de personas aburridas pues ya no está ahí, y en eso, queridos (a veces) amigos con la iglesia hemos topado, bueno con la iglesia, con el ejercito francés y con una horda de Jinetes Negros que vienen a decirte desde el cariño y porque eres especial para ellos “ay, guapi, es que has cambiado un montón y no tienes tiempo para quedar,por eso no te llamo”“es que yo no sé cuando vas a estar bien, así que, cuando estés bien y quieras pues me llamas”

La cara que se nos queda después de leer, porque no te lo dicen mirándote a los ojos, por si los conviertes en estatua de sal o les pegas lo de ser esclerótico o en realidad descubres que lo que son es un pelín convenencieros y te pueden dejar el tufillo a amigo de mierda, porque la otra opción es pensar que para ellos es dificil asumir que tienen un amigo con esclerosis múltiple, pero eso se quita pasando tiempo con el esclerótico en cuestión y esos son los que se quedan, los que te escriben o algo, yo que sé aunque sea para mandarte vídeos chorras de su gato o cosas así y esos ves que es que hacen lo que se puede, que cuando te ven aún llevan cara de haber ido en moto con Marc Márquez y sin casco (carica de sustico) pero que después de 2 cervezas y cuatro chistes de escleróticos se pasa, y ven que si, que tu vida es un poco diferente pero que si te organizas puedes hacer un montón de cosas de persona normal (si ya eras normal de antes, que no esperemos ahora que el amigo  raro se convierta en un amigo para exposición)

Nosotros, que a veces vamos un poco lentos, pues tardamos en decidir qué hacer en consecuencia, es normal, no vamos a hacer sangre con eso, porque desde que nos dan el diagnóstico hasta que conseguimos empezar a normalizar un poco pueden pasar perfectamente un mínimo de 6 meses, en los que pasamos a ser personas normales a, por medio de una bomba de humo (como en lluvia de estrellas), convertirnos en pollos sin cabeza súper medicados que parecemos el Súper Ratón pero en vez de super vitaminarnos y mineralizarnos nos dejan a medio minuto de contar los puntos del gotelé, ya cuando nos convertimos en yonkys guays (de los de drogas con receta) es cuando nos damos cuenta de lo que nos han dicho y la cara que se te queda es de ¡¿qué coño me estás diciendo?, ¿que cuando esté bien que te lo diga?! ¿pero a ti el manual de “Cómo ser un amigo normal” dónde cojones te lo han dado?, ¿con los puntos de la Travel Club por echar gasofa? (que no se me ofendan los que usen diésel, un coche eléctrico o moto, bueno ni los que vayan con vehículos sin motor o andando, pueden ser tan amigos de mierda como los de la gasofa, o más si se empeñan) y ahí es cuando, sin ton ni son gritamos en casa ” qué cabrón/a” y empezamos el proceso mundialmente conocido Purga Gate y aprovechando que nuestro tiempo es oro porque está tasado, porque necesitamos nuestras horas de descanso y tranquilidad que es, más o menos como pasar por la piscina ce Cocoon, empezamos a vaciar la agenda y nos quedamos más anchos que largos.

He de decir que este dicho que dice que “lo que la vida te da la vida te lo quita” en este caso no siempre es negativo, porque al quitarte de la agenda a personajes sin sentido dejan hueco para conocer a gente nueva, que lo mismo tampoco tienen sentido, pero la ciencia avanzó a base de experimentación de Ensayo y error.

Episodio de Súper Ratónfc5973508e8bab831d750a1acab6a61b

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s